91 849 03 36
info@institutoimpact.com

Blog

5 May 2016

4 BARRERAS AL ÉXITO DE TU NEGOCIO DE COACHING. 2ª: NO PENSAR EN GRANDE NI TENER UN PLAN

//
Comments0

Después de haber indagado en la primera barrera, “no creer en uno mismo/a” pasemos a la segunda, igual de importante que la primera, y además íntimamente relacionada. Porque si no creo en mi mismo…. ¿Cómo voy a pensar en grande? Y esta es la 2ª barrera

Hay una carencia extendidísima del “pensamiento en grande” y de planeamiento estratégico. En mi trayectoria ayudando a otros coaches y compañeros a emprender Me encuentro continuada y sistemáticamente con planes pequeños, para pocos clientes y para pocos ingresos. De hecho, al ser tan pequeños los objetivos, ocurre igual que cuando estudiábamos: Sí la meta era aprobar y sacar un 5, las posibilidades de que nos cayera un siempre “injusto “ 4’5 eran muy elevadas, ¿verdad?. Pues aquí pasa lo mismo. Si este año “voy a ver si me saco un dinerillo” y algo falla, estoy apostando a sufrir, y mucho además. Tener planes pequeños al principio estaría bien si forma parte del proyecto estratégico a 5 años, donde es normal que durante la primera época haya menos resultados que después. Pero es que no hay plan. Qué curioso: Ni hay plan, ni se piensa en grande. ¿Un coach??? Pero…. ¿No es eso lo que pedimos a los clientes?

Y sin mapa, no hay ruta. Y sin ruta, hay miedo, incertidumbre y palos de ciego abundantes e inútiles. Y les pedimos a otros que hagan lo que nosotros no hacemos, que es fijarnos como objetivo de empresa (recordemos que si estamos emprendiendo nuestro proyecto profesional tenemos una empresa y cuanto antes lo asumamos, mejor nos irá a todos) algo que sea retador y acorde con nuestro potencial, no con nuestro desempeño pasado. ¿Qué da miedo y vértigo? Pues claro. Es que si no da miedo/vértigo, nos estamos quedando muy cortos.

Trazar un objetivo, como muy bien en teoría sabemos los coaches, significa determinar un qué ( y si encima le añadimos el para qué, mucho mejor). Y la estrategia es sencillamente como vamos a conseguir ese objetivo, qué pasos vamos a dar. Si vamos a subir la montaña, por qué cara vamos a escalar, o si bien decidimos ir por un camino haciendo senderismo.

¿Cómo es posible que me encuentre tantas veces a coaches emprendiendo con una inconsciencia rayana en el suicidio que ante la pregunta: qué cifra quieres ganar este año, teniendo en cuenta gastos e ingresos, y como lo vas a hacer, arquean las cejas en modo “uy, no había pensado en eso”?nature-sky-sunset-man-medium

Emprender es algo muy serio, tan serio o más que formarse como coach. Pero lo segundo se toma en serio, y lo primero no. De ahí los datos: el 87% de las empresas en general no llegan al 3º año de vida. Y el factor principal es la falta de preparación del dueño del negocio. Ni plan, ni estrategia, ni meta. ¿podríamos ser un poco congruentes y dejar de tener que usar el consabido “en casa de herrero, cuchillo de palo?

Y en cuanto a pensar en grande se encuentra con escasez, desde mi humilde opinión porque una vez más las creencias limitantes de cada coach siguen jugando un papel relevante y no están trabajadas (resultados con esfuerzo, no ser merecedor, vida dentro del área de confort, no atreverse, miedo al que dirán, miedo al fracaso…) No digo que no se tengan, pues todos estamos influidos de una manera u otra por ellas, pero sí que se haga un trabajo serio sobre todos estos saboteadores que van a marcar a fuego el destino del coach y de su desempeño profesional. Y además, volvemos al principio de coherencia: nada que no pidamos a nuestros coachees en las sesiones para poder avanzar.

Porque desde mi punto de vista pensar en grande es nada más ni nada menos honrar al ser pleno y completo que llevamos dentro, y apostar por nosotros, y apostar por todos aquellos a los que va a beneficiar nuestro trabajo. Eso sí: cada “pensar en grande” debe estar adaptado a cada persona y a su misión. No todo el mundo tiene que atender a 500000 clientes de coaching o llenar estadios o tener megaempresas de coaching. El pensar en grande debería ir orientado a competir con uno mismo y estar en reto continuado para poder crecer, que es lo que creo hemos venido a hacer a esta vida, para aprender y contribuir.

SOLUCION A ESTA BARRERA:

  1. Atreverse a pensar en grande.
  • Efectivamente, darnos permiso para ello y que cuando lo escribamos en un papel (porque hay que escribirlo, y luego contárselo al menos a 5 personas), nos de vértigo.pexels-photo-68562-medium lapiz y libreta
  • Después de eso hacer un plan a 5 años donde nos permitamos soñar y fijar el “qué” y el “para qué”. Que cuando la gente lo mire, nos diga que “estamos locos”. Eso será una estupenda señal. Y como bien sabemos los coaches, cuando se fijan los “qué”, después vienen los “cómo”.
  • Y trocear ese plan hacia atrás, a 4, 3, 2 y un año, teniendo en cuenta pese a todo que vamos a tener que estar corrigiendo el rumbo continuamente (es la grandeza del mundo de la acción: te plantea nuevos, inesperados y apasionantes escenarios todos los días)
  • Acercarse a personas que piensan en grande (hazte una lista de al menos 10) y pasar con ellas el mayor tiempo posible, para que se nos pegue lo que se pueda y nos sirvan de modelo e inspiración

 

Como colofón y en mi caso, te puedo decir que cada vez que miro mi plan a 5 años, hay una vocecilla dentro de mi que surge y me dice: pero ¿Dónde vas? Mira que la vida podría ser más fácil y cómoda…Se te ha ido la pinza”.

Pero hace un tiempo por fin comprendí y doy gracias al Universo y a mis mentores y maestros que me ayudaron a verlo, que no hemos venido al mundo a estar cómodos, sino a ser mejores cada día y ponerlo al servicio.

Así que… ¿te atreves a pensar en grande? ¿ y a tener tu plan estratégico? Si la respuesta es afirmativa, la siguiente pregunta como habrás adivinado y como coach que soy es: ¿Cuándo lo tendrás hecho?


 

¿QUIEN HA ESCRITO ESTE POST?

Josepe García. Es una de las primeras autoridades en España para emprendedores y  profesionales del desarrollo de las personas que quieren emprender con éxito, además de pionero en la formaciónfoto hune retrato JOSEPEde  alto impacto para transformar vidas y negocios. director del Instituto Impact y Creador de “Vivir del Coaching”, ha entrenado a cientos de alumnos que hoy tienen negocios muy prósperos. Con más de 1800 sesiones de coaching a emprendedores a sus espaldas, ha hecho crecer su empresa un 400% en los últimos 4 años.  Es colaborador asiduo de la revista “Emprendedores”, empresario desde los 23 años, miembro de AJE Madrid desde 1993,  es coach profesional  de ASESCO, miembro de ICF y AECOP, Coactive Coach por CTI, especailista en Inteligencia Emocional por la UCJC y trainer en PNL por el IPH. Creador de programas punteros como “Maestro de Maestros”, también es autor de libros como “Buen Camino”,o “PNL para líderes”.

 

¿QUIERES TENER ÉXITO EN TU PROYECTO PROFESIONAL? ahora tienes la oportunidad de que te podamos entrenar en el programa de referencia desde 2006: “Vivir del coaching”. 4 meses muy intensos de aprendizaje por el que ya han pasado más de 600 coaches, y se ha impartido en España, México, Perú y Colombia. Nota media de satisfacción de las últimas 5 ediciones: 9,9 sobre 10

Pincha en este link para acceder a toda la información

Leave a Reply

css.php