91 849 03 36
info@institutoimpact.com

Blog

2 Sep 2016

5ª Y MÁS TERRIBLE BARRERA PARA EL ÉXITO EN TU NEGOCIO DE COACHING

//
Comments1

Ya llevamos 4 barreras previas que puedes ver en el blog:

1ª: No creer en lo que haces

2ª: No pensar en grande ni tener un plan

3ª: Tener miedo a especializarse en un nicho de mercado

4ª: No honrar la venta ni el marketing

Y ahora pasamos a la más importante de todas…Si ya estás teniendo el éxito que deseas posiblemente no te aporte mucho, pero si no lo estás teniendo tal vez algunas cosas te resuenen…

Resultado de imagen de imagen barreras

5ª. LA EXTREMA AUSENCIA DE COMPROMISO REAL EN LA LA MAYORÍA DE LOS COACHES

Soy coach, y sé que esta afirmación no dejará indiferente. Pero tiene todavía más significado porque precisamente se ciñe a los coaches: profesionales que en concreto exigen un fuerte compromiso y seriedad además de la confección y seguimiento de un plan preciso y retador a sus clientes, los coachees….

¿Y donde está el compromiso real, de 10 (porque menos de 10 no es válido) de la mayoría de los coaches para alcanzar su sueño, para vivir de lo que les apasiona, para llegar a todos los clientes a los que están abocados a apoyar? la mayoría de las veces, En ningún sitio (muchísimos coaches asombrosamente no tiene un plan de negocio, ni de marketing ni básicamente de nada pero dicen que quieren vivir de esta profesión). Eso sí: hay muchas palabras grandilocuentes,  slogans vacíos (porque no se aplican) tipo “sí se puede”, “todos tenemos el potencial”, o “lucha por tus sueños” que son carne de Facebook y poco más. Porque cuando toca arremangarse, bajar y empezar a poner los cimientos de la casa, esa labor oscura, larga y callada que nadie ve, la mayoría no la realiza. NO SE ESTÁ DISPUESTO A PAGAR EL PRECIO REAL. Muchos bajan y al poco vuelven a subir. No es cómodo trabajar en los cimientos, y sobre todo, no es cómodo estar el tiempo necesario abajo. Igual que no fue cómodo crear los planos precisos de lo que queríamos construir, aunque no supiésemos de planos (¿no? ¿un coach sin saber como trazar un plano?…). Y tampoco fue cómodo apostar por ello, arriesgar lo que se tenía( pero a “todo o nada”, no un par de fichas al rojo para prevenir….) Y entrenarse en construir de verdad una casa sostenible, duradera, con nuestro sello, abocada a ser algo fuerte, bello y seguro, que además pudiera ampliarse en el futuro, pues debería cobijar a más y más gente cada vez….

Resultado de imagen de imagenes compromiso

Y para eso hay que estudiar, entrenar, modelar y echar muchísimo tiempo para entender el arte y la ciencia de la construcción, mientras a la par se va practicando lo aprendido. Y ese tiempo, energía, ganas, asunción de riesgos, ese afrontar la carrera de fondo que significa emprender con éxito; eso muy poca gente, incluyendo a los coaches, están dispuestos a hacerlo.

En mi caso en el primer año de mi actividad todavía recuerdo muy bien las dudas, los miedos y sobre todo la increíble cantidad de excusas de excelente calidad que me contaba para no lanzarme de una vez por todas, en serio, a devolver al mundo lo que me había sido dado para entregar a otros. Y recuerdo muy bien como me costó pasar de un “me gustaría alcanzarlo” a “lo logro sí o sí, la única duda es cuando”. Porque esta es la diferencia real entre el compromiso 10 sobre 10 y cualquier otra cifra por debajo de 10 (incluyendo el 9,5). El que alguien no esté comprometido con su sueño al 100%, sino algo menos, significa que tiene una mínima duda de que va a conseguirlo. Y esa mínima duda lo cambia todo, ya que el ser humano que duda aunque sea un poquito con respecto a echar el resto no entrega todo lo que tiene, ni da la orden en muchos casos inconsciente a su mente, cuerpo, corazón y espíritu para que pongan todos sus recursos a trabajar con foco en pos de esa pasión que ahora sí se ha convertido en misión (no concibo la misión sin un compromiso 10).

Decía Goethe:Resultado de imagen de foto goethe

Mientras no estemos realmente comprometidos surgirán dudas y existe la posibilidad de volver atrás, además de que siempre hay ineficacia. En todos los actos plenos de iniciativa y de creatividad, hay una verdad elemental cuya ignorancia mata
innumerables planes e ideas espléndidas: en el momento en que asumimos un compromiso de manera definitiva, la providencia divina también se pone en movimiento.

Todo tipo de cosas ocurren para ayudarnos que en otras circunstancias jamás hubieran sucedido. Todo un fluir de acontecimientos, situaciones y decisiones crean a nuestro favor todo tipo de incidentes, encuentros y ayuda material que nunca hubiéramos soñado encontrar en nuestro camino.

Cualquier cosa que puedas hacer o soñar, ya puedes empezarla. “El valor encierra en sí mismo genio, fuerza y magia”.

Qué precisas y preciosas palabras…. Sobre todo para quienes crean en la magia…. En mi caso creo en ella y en que formamos parte de un todo que nos une, dotado de una sabiduría inmensa y que se pone a nuestra disposición cuando decimos un “SÍ” real a nuestros sueños. De hecho, creo que a los coaches que no sienten esa magia, esa energía, ese “algo más”que no se ve pero que está y que es muy poderoso, les falta algo para conseguir resultados con mayúsculas…

Para alcanzar nuestras metas, nuestros objetivos y nuestra contribución final al mundo, y además gozando del camino, HAY QUE ESTAR DISPUESTOS A HACER LO QUE HAY QUE HACER. Y esto es lo que creo que falta en la mayoría de las personas, y sangrantemente, en la mayoría de los coaches. ¿Por qué digo sangrantemente? Porque en nuestro caso, deberíamos ser modelo de congruencia con respecto a lo que exigimos a nuestros clientes, empezando el trabajo por la casa de uno mismo.Resultado de imagen de action images

En mi experiencia y relación con muchos coaches en los últimos años he encontrado demasiadas veces el que detrás de unas bonitas palabras existía una enorme área de confort que llama más la atención por ser la profesión que es. Y que para emprender el proyecto profesional con éxito se dejaba a la mano de Dios, sin saber donde se metía uno, sin profundizar en como hacerlo con profesionalidad, sin estudiar el como llegar con efectividad a los clientes y pretender luego tenerlos (y quejarse por la ausencia de ellos), sin trabajar las creencias limitantes lo necesario para ir transcendiéndolas, y sin entrar en acción real, masiva y continuada en el tiempo.Resultado de imagen de imagenes cabina avion

Nadie se pondría a pilotar un Avión a reacción por las buenas  y sobre todo, no pretendería entrar en la cabina, coger los mandos, despegar y volar plácidamente sin haberse dejado literalmente los cuernos preparándose para ello.

Emprender con éxito es muy complicado y es muy difícil. Si fuera fácil, casi todo el mundo lo conseguiría, y no ese exiguo 17% después de 3 años de actividad. Y es que emprender es una profesión y además de las más complejas, porque de entrada uno suele estar bastante solo emprendiendo. Y necesitamos ayuda, preparación, valor, estrategia y modelar a los mejores, Y así poder tener una oportunidad de llegar. Pero el campo hay que abonarlo, regarlo y cuidarlo para que florezcan los frutos. Y si planto tomates en un frío Enero y a la intemperie, no van a crecer por mucho que lo visualice. Un hortelano experto sabría cuando, como y donde, y obtendría con los mismos recursos y materiales unos resultados impensables para un nobel .

Entonces, ¿por qué no se honra el emprender tanto como el convertirse en coach ya en la mayoría de los casos no hay coaching sin emprendimiento de éxito? (como solemos decir en el Instituto Impact, sin clientes no hay coaching).

Pues desde mi punto de vista, básicamente por no darle la importancia que tiene ( y que es muchísima). De hecho, la mayoría de los coaches han hecho una ingente inversión en dinero, tiempo, energía y ganas preparándose como coaches y luego todo eso se queda en agua de borrajas, porque no se aplica en la práctica (no se tiene con quien)

Creo que la clave una vez más es el apego al área de confort, y que realmente la mayoría de los coaches lo que queremos es hacer coaching y no tener que montar nuestro proyecto profesional para que el coaching funcione. Lo ideal sería que otros se encargaran de nutrirnos con abundantes clientes. Eso estaría genial si existiera, pero en general no se da. Por eso estamos abocados (si queremos llegar a todos los que tenemos que llegar), a crear nuestros propios proyectos y por ende brillar con luz propia (que contradice aquello en lo que hemos sido educados y por eso es tan difícil: sobresalir, ponerse en valor, honrar en lo que alguien es único y contarlo, creer en uno mismo…). Lo fácil y cómodo es delegar en otros (que no suele generar resultados que valgan la pena)Resultado de imagen de imagenes brillar

Incluso cuando las personas tienen los recursos y conocimientos en muchas ocasiones tampoco los ponen en funcionamiento, y esto es todavía peor. Saber como vender, como hacer marketing efectivo, como buscar quien es el cliente ideal para ti y a quien puedes servir con más eficiencia y no ponerlo en práctica con continuidad, es fruto de la falta de compromiso y un crimen de lesa majestad. Porque ya no se trata de la vida de uno: es que estamos aquí para servir, y eso en la mayoría de los casos de coaches y de otros profesionales del desarrollo de las personas, implica que no nos podemos dar el lujo de no poner toda la carne en el asador, porque hay una misión que cumplir y que nos trasciende.

¿Cómo saber si el nivel de compromiso es el adecuado? Te lo expondré en forma de cuento:

Resultado de imagen de tibetan monksUna vez un discípulo en el Tibet quiso formarse con el mejor maestro que había, así que se dirigió al monasterio en el que habitaba tan famosa figura, y llamó a la puerta. Cuando le abrieron contó para que había ido allí, y al poco apareció en la puerta el maestro, con dos de sus más grandes y fornidos estudiantes.

  • Maestro, quiero ser tu discípulo
  • ¿de verdad eso es así?
  • Así es, lo quiero de verdad, con todo mi corazón

En ese momento, el maestro se le quedó mirando. Y haciendo un pequeño gesto a sus dos “forzudos”, estos agarraron al visitante y cogiéndole en volandas, lo metieron de cabeza en un pilón lleno de agua que había cerca. El joven se agitaba espasmódicamente intentando sacar la cabeza haciendo esfuerzos desesperados. Los que le mantenían en el agua hicieron un gesto de preocupación, pero el maestro les dijo que le mantuvieran un poco más. Finalmente, dio la orden de que le sacaran.

  • Pero!!! Estais locos!!!! Casi me ahogo!!!! He estado a punto de morir ahí!!!! Esto que es!!!

Y el maestro, sin perder la serenidad, le miró a los ojos y le dijo:

  • Cuando tengas tantas ganas de ser mi discípulo como ganas tenías de sacar la cabeza de ese pilón, entonces estarás preparado

No conozco ni a un solo coach de  éxito (y tengo la suerte de ser amigo de varios) que no haya tenido realmente “hambre” de alcanzar su meta. Muchas veces en una breve conversación ya sabes que va a alcanzar su sueño porque no hay más que oírle hablar. A lo mejor no sabe todavía como se hace pero está dispuesto a aprender, y si no le gusta la venta, a hacer que le guste, y si no saber planificar, a conseguirlo, y si el dinero le da miedo, a entenderlo, entenderse y currarse esta área tan crucial, y a atreverse a exponerse aunque le de un terror cerval, y a buscar con humildad el consejo y el asesoramiento de los que ya lo han conseguido, Y a trabajarlo en la soledad del que emprende y no bajar las manos después de unos cuantos reveses, que por otra parte son la marca habitual del que tiene un proyecto profesional propio. Y a tener perseverancia y a seguir un sistema de trabajo claro y organizado, que es el sello de los auténticos profesionales, de los que llegan donde quieren y están abocados a conseguirlo.Resultado de imagen de emprendedor de exito

Por eso prepárate, aprende lo que no sabes, estate dispuesto a hacer lo que hay que hacer, confía, rodéate de aquellos que te inspiran y que ya lo han logrado, pasa tiempo con ellos, busca a otros locos y locas como tú que se atreven a ir de verdad en pos de sus sueños, sal del área de confort, conviértete en un profesional del emprendimiento, (porque se supone que del coaching ya lo eres), y haz el tránsito para siempre del “no sé si puedo o no” al “¿Cómo me lo monto para…?”

Desde mi punto de vista, para lograr una vida y una profesión  con sentido el esfuerzo suele ser enorme y la dificultad grande, pues debemos luchar contra nosotros mismos ya que las barreras están dentro, no fuera, convertidas después en magníficas excusas y justificaciones (el “esqueismo” es casi una enfermedad, y que los coaches no trabajemos mucho más en profundidad y reconozcamos esto en nosotros mismos tiene delito) y el miedo es siempre un fiel aliado de nuestra versión más trivial, pero el premio si pese a todo si consigues hacer lo que hay que hacer es enorme:

Una vida plena, en cuya velocidad de crucero existe el brillo y la pasión de lunes a domingo este año y los que vengan después; un estilo de vida que deseas, y tener abundancia de todo tipo, incluida la económica (porque no se puede llegar a nada de esto sin haber pasado de vivir y sentir la escasez  a vivir y sentir la abundancia. Y cualquier queja, de entrada, es escasez). Y tener una misión que dota de sentido a nuestra existencia y que otorga significado a nuestros dones y talentos, pues estos fueron otorgados para ser entregados a otros; y servir de inspiración a los que nos rodean, y morirnos finalmente pudiendo mirar hacia atrás y pudiendo decir en nuestro último momento que lo que hemos hecho ha sido honrar nuestra vida y por ende, la de otros.

Así que ahí está. Ahora toca tomar decisiones. ¿estás dispuest@ realmente a hacer lo que hay que hacer? ¿a que tu compromiso sea realmente de 10? ¿A quemar las naves trabajando a la vez con inteligencia? ¿a prepararte para ello y a entrar en acción continuada? ¿a atreverte a probar, a tener muchos errores y aprender sistemáticamente de ellos? ¿a sonreir y disfrutar en el proceso? ¿a ser en definitiva un profesional del emprendimiento con sentido?Resultado de imagen de imagen camino de santiago

Porque el retorno de la inversión es enorme desde el mismo momento en que lo haces así. El éxito no es la meta. El éxito ya está en los primeros pasos en pos del sueño, y el sueño se vive día a día en el camino.

Te deseo lo mejor y que aportes al mundo lo que has venido a dar.

 

Pd: Espero no haber molestado a nadie con estas palabras. Sólo son mi opinión y no la verdad y las he expresado tal como las siento, pues estoy comprometido con esta maravillosa profesión. Deseo que de alguna manera te hayan sido de utilidad


 

¿QUIEN HA ESCRITO ESTE POST?

foto hune retrato JOSEPEJosepe García. Director del Instituto Impact y la principal referencia desde hace 10 años en el mundo en español en emprender con éxito en el coaching además de uno de los pioneros del coaching en España desde 2003. Es además Es una de las primeras autoridades en España en empowerment, emprendimiento con sentido, además introductor en nuestro país de  la formación Y comunicación de  alto impacto para transformar vidas y negocios. Creador de “Vivir del Coaching” y “Maestro de Maestros”, ha entrenado a cientos de alumnos que hoy tienen negocios muy prósperos. Con más de 1800 sesiones de coaching a a sus espaldas, ha hecho crecer su empresa un 400% en los últimos 4 años.  Es colaborador asiduo de la revista “Emprendedores”, empresario desde los 23 años, miembro de AJE Madrid desde 1993,   coach profesional  de ASESCO, miembro de ICF y AECOP, Coactive Coach por CTI, especialista en Inteligencia Emocional por la UCJC y trainer en PNL por el IPH así como Instructor certificado en Firewalking. también es autor de libros como “Buen Camino”, “PNL para líderes” y “Cómo Vivir del Coaching”, además de las obras corales “Odisea Management”, “Los 100 Errores del Emprendedor” y “Tranxabundancia”

 

logo-vdcSi quieres prepararte seriamente para tener éxito en tu negocio de coaching, el programa nº 1 a nivel mundial “Vivir del Coaching” pone a tu disposición una beca de estudio para cursar su 36 edición

pincha en el enlace de abajo para obtener toda la información

https://institutoimpact.com/cursos-y-seminarios/vcd36-completa/

1 Response

  1. Alix Salazar

    Soy empresaria hace 32 anos muy exitosa en mi compania, lo cual me ha permitido formame como coach y continuar dia a dia en mi aprendizaje, quiero fortalecer mis capacidades en mi ser coach y despegar mi carrera profesional como coach, por esto quisiera apoyarme de expertos y darme a conocer como coach.

    Mil gracias

    Buena noche

Leave a Reply

css.php